Asimismo, indica que las y los alumnos de 6 años en adelante deberán utilizar cubrebocas durante las actividades en espacios cerrados; colocarlo y retirarlo aplicando las medidas de higiene respectivas y usarlo de manera correcta. La medida no es aplicable para personas con discapacidad que no puedan usarlo de forma segura.

Se sugiere evitar el uso de caretas, protectores faciales o lentes protectores, al no ser eficaces para proteger a quien lo porta ni a las personas que lo rodean. Tampoco se recomienda el uso de tapetes, túneles sanitizantes, o rociar a las personas con sustancias aparentemente sanitizantes como líquidos o aerosoles.

Entre las medidas y recomendaciones destacan la ventilación de los salones abriendo puertas y ventanas y permitiendo la entrada de luz solar siempre que sea seguro hacerlo y sin poner en riesgo a la comunidad educativa, así como la detección temprana de casos y contagios para reducir la propagación de la enfermedad.

Igualmente, se sugiere a las comunidades de aprendizaje propiciar la coordinación institucional con autoridades de salud local, municipal, jurisdiccional o estatal más cercanas a las escuelas, y fomentar el bienestar emocional de maestras y maestros para estar en posibilidad de cuidar de otros y ser un soporte emocional para el alumnado.

“Se considera fundamental gestionar desde los primeros días de clases, ambientes de escucha, apertura para la identificación y expresión de emociones, tanto de personas adultas, como de niñas, niños y adolescentes.”

Como parte las recomendaciones, medidas y acciones preventivas para garantizar un regreso seguro a las actividades escolares presenciales, madres, padres, docentes, personal directivo y autoridades escolares podrán acceder al documento Herramientas de acompañamiento socioemocional, disponible en el sitio https://bit.ly/3wmzSFG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede que también te guste...

A %d blogueros les gusta esto: